Comprender la relación entre tu oponente y lo que gasta al apostar a veces puede ayudarte a determinar la jugada correcta contra él. Por ejemplo, si juegas contra el típico jugador amateur que no le importa pagar el precio por una noche de diversión y que paga muy bien por ver.

Sigue leyendo porque te mostramos un recuento de las relaciones que hay entre los jugadores y su manera de gastar.

1. El jugador recreativo

DESCRIPCIÓN: Sabe que cantidad quiere gastar ese día en la sala de póker. Si pierde, no importa, para él es solo un juego por diversión, y si gana posiblemente no siga jugando y gaste sus ganancias en algún caprichito para él. El jugador recreativo está aquí para jugar en el más puro sentido de la palabra.

Estilo de juego: Probablemente pague por ver aunque no tenga juego y apuesta “a lo que venga. Juega muy a la ligera pero mucho más cuando gana.

2. El gran apostador

DESCRIPCIÓN: Este jugador no tiene límite de gastos, puede ser algún retirado en busca de diversión.

Estilo de juego: Por lo general extremadamente agresivo e intenta sacar a jugadores fuera del juego utilizando sus fondos ilimitados

3. El jugador caballeroso

DESCRIPCIÓN: Con frecuencia algún jubilado, tiene muy buena experiencia en la mesa y se presenta rara vez buscando a alguien que le de competencia. Este tipo de jugador odia perder, pero más por el honor que por el dinero.

Estilo de juego: El jugador caballeroso es un rival difícil, por lo general juega buenas manos al inicio. Y si sus oponentes le están ganando todo el tiempo, tiende a bluffear ya que odia perder con una mano cualquiera.

En conclusión entender cuánto dinero estás realmente dispuesto a perder en la mesa de póker sin tener serias consecuencias financieras es una parte importante y subestimada del póker serio.

 
 

Theme by HermesThemes

Copyright © 2016 Jugar Poquer. All Rights Reserved